FUERA DE LA TABERNA EL TIEMPO ARRECIA

Varios cientos de inmigrantes subsaharianos muertos de hambre y de sed saltan la valla que les separa del supuesto primer mundo en busca de una vida digna para ellos y sus familias y el estado español los califica de invasión. Solo los que han conseguido pasar al otro lado reciben unas botellas de agua que beben con desesperación, con los ojos saliendo de sus órbitas, guiados por un institnto de supervivencia ajeno a los comentarios de sobrealimentados políticos cuyas corbatas valen mucho más que el agua que devuelve el aliento a las decenas de valientes para los que valía la pena intentarlo. Las imágenes han salido en todos los telediarios. Ya no hay vuelta atrás. Me pregunto qué habrá sido de los que no consiguieron pasar el vergonzoso muro metálico.

El mismo gobierno se empeña un día sí y otro también en desacreditar poco a poco a su colectivo docente, para el que promete una ley de autoridad mientras organiza cursos cuyos contenidos incluyen comentarios como éste:

"la cultura de nuestra región no ayuda, o no nos ha educado a ser emprendedores. Pensad que los docentes de nuestras escuelas, institutos y universidades, pueden ser considerados más como funcionarios que como maestros, y esto es lo que transmiten a sus alumnos. Si un docente vive cómodo y su experiencia es positiva, ¿qué transmitirá a sus alumnos? Pues su vivencia, sin duda.


Esto lo que provoca es una educación basada en la comodidad y en el esfuerzo comedido y esto, es un grave problema."

He copiado y pegado un fragmento de curso sobre la nueva ley castellano manchega sobre emprendedores, organizado por la Federación de municipios y provincias de la región, proporcionado por una compañera que ha hecho el curso.

Eso sin recurrir a los comentarios de un ministro de cultura que representa a una parte de la cultura muy concreta, de eso no cabe duda. Representa sólo a la cultura del más fuerte,  hoy representado por el más rico, porque el término  va mucho más allá de lo que él representa con esas ansias de españolizar heredadas seguramente de Isabel la Católica y su imperio de masacre y expolio que se prolongó siglos en las historia. La cultura  incluye todo lo referente a las relaciones humanas, todo aquello que perdura, permanece, que se sistematiza, que se establece, que pasó de padres a hijos, boca a boca primero, a través de los textos después, del las imágenes  más tarde y por medios que complejos que vendrán, producto del desarrollo tecnológico. La educación es un medio eficaz para la transmisión de una pequeña parte de esa cultura que heredamos, en forma de valores y de conocimientos, y sobre todo, es una esperanza, la de haber sembrado correctamente la semilla de la curiosidad en nuestros jóvenes, de la duda, del despertar primero.  Los profesores somos solo trabajadores al servicio de ese fin.

La cultura es universal, todos los pueblos atesoran un increíble valor cultural, aunque tengo la sensación de que unos cuantos negros hambrientos tratados de invasores debieron pensar que nosotros no, puesto que firmamos declaraciones de derechos humanos que no cumplimos, compramos y pagamos con un dinero que no tenemos, atentamos una y otra vez contra la tierra que nos da la vida, hacemos la guerra para preservar la paz y la democracia, prometemos cosas que no cumplimos, adoramos a dioses que proclaman el amor al prójimo mientras condenamos al pueblos enteros a la miseria, y por último, y no  por ello menos sorprendente,  insultamos a los maestros que trabajan en la educación de  nuestros hijos.

Podría seguir así, pero ya conocéis la realidad, porque habéis seguido las noticias y sabéis de la situación de los servicios sociales, de los comentarios que surgen de los hospitales, de las escuelas.
Vivimos bien, sí, pero cuidado, nada es para siempre. Estábamos en el lugar adecuado en el momento adecuado, solo eso.

A veces me rindo y me da por pensar que  en realidad  no hay solución. Que las cosas son así, que es lo que realmente queremos, que somos depredadores, y por lo tanto, competidores por la supervivencia. Que somos incapaces de renunciar a una parte de lo que tenemos para conseguir que todo ser humano viva con dignidad, lo cual, en mi opinión,  es mucho más simple de lo que parece o nos quieren hacer ver. Si lo complicamos es porque no tenemos claro que queramos preservar los derechos humanos o los derechos constitucionales aquí en España,  porque hay mucha gente deseando una cosa para los demás y reservándose otra distinta para sí mismo, porque hay mucha gente diciendo una cosa y haciendo otra. Véase el actual gobierno, o el anterior, me da igual.

Es en estos casos cuando termino mirando hacia adentro para encontrame con ella, para desear sus abrazos, sus besos, para recorrer el interior de un mundo pequeño sin ningún tipo de asqueroso invento metálico anti invasión.






No hay comentarios: